Inicio > Trabajos del CESE > Trabajos publicados > Las mujeres alejadas del mercado laboral
Las mujeres alejadas del mercado laboral

Las mujeres alejadas del mercado laboral

Tipo de texto : Estudio
Tipo de consulta : Autoconsulta
Tramitada por : Delegaci贸n para los derechos de las mujeres y para la igualdad

Ponente :

H茅l猫ne FAUVEL
Grupo de la CGT-FO
Emitido el : 25/02/2014 | Representaci贸n : 2010 - 2015
13,5 millones de mujeres están en el mercado laboral, ya sea un 48 % de l13,5 millones de mujeres están en el mercado laboral, ya sea un 48 % de la población activa. Aunque el índice de las madres de uno o dos niños mayores de 5 años es muy alto (un 89 %), cambia con el tercer hijo (un 43 %), sobre todo cuando el más joven tiene menos de 3 años.
 
Tras la composición de la familia, el nivel de titulación es el segundo principal determinante de la actividad femenina.
 
Las mujeres poco tituladas, ya sea con hijos o no, tienen más dificultades que sus homólogos masculinos para encontrar un empleo y ejercerlo a tiempo completo. En el 2011, entre 20 y 29 años, el índice de empleo de las mujeres sin ningún diploma alcanza un 29 %, respecto a un 52 % de los hombres, en la misma situación.
 
También observamos una alta segmentación profesional, ya que las diez profesiones que emplean a más mujeres representan, en si solas, cerca de la mitad (un 45 %) del empleo femenino.
 
Por fin, las profesiones más feminizadas están a menudo asociadas con dos características: tiempo parcial y baja cualificación. Estas condiciones laborales difíciles y con pocas expectativas, se asocian ampliamente con interrupciones de actividad cuando nacen los hijos.
 
Los demás factores de retirada del mercado laboral son obligaciones prácticas y económicas, relacionadas con la forma de guardería y la carga de la “conciliación” entre vida familiar y profesional, que recae casi exclusivamente en las mujeres.
 
Sin embargo, parece ser que la gran mayoría de las mujeres alejadas del mercado laboral, lo son contra su voluntad. No es tanto el atractivo del permiso por maternidad que les empuja a recurrir a éste, sino las dificultades de quedarse en el empleo, ya que a menudo se acumulan: discriminaciones relacionadas con el embarazo y la maternidad, falta de formas de guardería adaptadas, acoso, horarios laborales incompatibles...
 
Frente a las dificultades de estructuración de los tiempos de vida de sus empleados, la implicación de los empresarios sigue todavía baja, esencialmente bajo la forma de ayudas económicas y mucha menos flexibilidad en los horarios, lo que sin embargo quieren las interesadas y los interesados, y que contribuyen a su bienestar laboral.