El CESE en pocas palabras

El Consejo Económico, Social y Medioambiental francés (CESE) es una asamblea constitucional consultiva. Mediante la representación de las principales actividades económicas, sociales y medioambientales, el CESE favorece la colaboración entre las distintas categorías socioprofesionales y garantiza su participación en la definición y la evaluación de las políticas públicas

 

Misiones del CESE

Tras la reforma de la Constitución de 2008 y la ley orgánica del 28 de junio de 2010, las competencias y misiones del CESE se han ampliado.

Sus cinco misiones principales son:

  • Aconsejar al Gobierno y al Parlamento y participar en la elaboración de la política económica, social y medioambiental;
  • Favorecer, gracias a su composición, el diálogo entre las categorías socioprofesionales cuyas preocupaciones, si bien distintas en un principio, van conciliándose durante la elaboración de propuestas de interés general;
  • Contribuir a la evaluación de las políticas públicas de carácter económico, social y medioambiental;
  • Fomentar un diálogo constructivo y una cooperación con los órganos consultivos creados en las entidades territoriales y en sus homólogos europeos y extranjeros;
  • Contribuir a la información de los ciudadanos.
Composición del CESE

El CESE está formado por 233 consejeros distribuidos en 18 grupos de representación. La duración de su mandato es de 5 años. Las modalidades de nombramiento de estos consejeros obedecen a unas reglas distintas que se modificaron con la ley orgánica del 28 de junio de 2010 para permitir la integración de representantes del ámbito de la protección de la naturaleza y el medio ambiente, y representantes del mundo juvenil y estudiantil.

Los 233 miembros se reparten del siguiente modo:

140 miembros en el campo de la vida económica y el diálogo social, de los cuales:

  • 69 son representantes de los empleados;
  • 27 son representantes de las empresas privadas industriales, comerciales y de servicios;
  • 20 son representantes de los productores y actividades agrícolas;
  • 10 son representantes de los artesanos;
  • 4 son representantes de los profesionales liberales;
  • 10 son expertos elegidos por su experiencia en el ámbito económico, dos de ellos procedentes de empresas públicas y uno representante de las actividades económicas francesas en el extranjero.

 60 miembros en el campo de la cohesión social y territorial y de la vida asociativa, de los cuales:

  • 8 son representantes de la economía mutualista, cooperativa y solidaria no agrícola;
  • 4 provienen de la mutualidad y las cooperativas agrícolas de producción y transformación;
  • 10 son representantes de las asociaciones familiares;
  • 8 son representantes de asociaciones y fundaciones;
  • 11 son representantes de las actividades económicas y sociales de los departamentos, regiones y colectividades francesas de ultramary Nueva Caledonia;
  • 4 son representantes de los jóvenes y estudiantes;
  • 15 son expertos elegidos por su experiencia en el ámbito social, cultural, deportivo o científico, en el sector de la vivienda social o por su acción en favor de las personas discapacitadas o jubiladas;

33 miembros en el campo de la protección de la naturaleza y el medio ambiente, de los cuales:

  • 18 son representantes de las asociaciones y fundaciones que actúan en el ámbito de la protección de la naturaleza y el medio ambiente;
  • 15 son expertos elegidos por su competencia en materia de medio ambiente y desarrollo sostenible, de los cuales al menos tres son dirigentes de empresas con una actividad significativa en estas materias.

Anuario de los miembros del Consejo Económico Social y Medioambiental

El Gobierno francés puede pedir a expertos elegidos por sus competencias que participen en una sección por un período y para una misión determinados. Son 72 en total y se encargan de enriquecer mediante su experiencia las actividades de estos grupos de trabajo.

No pueden ser más de ocho por sección y participan, al igual que los consejeros, en los trabajos de las secciones en las que están destinados. Pueden votar en los proyectos de estudio e incluso ser ponentes, pero no votan en los proyectos de dictamen, responsabilidad que recae en los consejeros.

Anuario